Califica post

Cómo hacer una auditoría SEO 10 elementos on page que debes analizar

Para tener éxito en tu sitio, con Posicionamiento web 74 aprenderás cómo hacer una auditoría SEO, 10 elementos on-page que debes analizar. Existe un compendio de estrategias que tienen como fin principal el posicionamiento orgánico de la web de la empresa en la que se está trabajando. Continúa leyendo este post para saber más.

¿Qué es y cómo hacer una auditoría SEO?

Con las auditorías SEO podrás diagnosticar el estado de tu sitio en varios aspectos que son importante tanto para los buscadores como las personas que posiblemente se convertirán en tus clientes.

Entre los aspectos generales que se estudian en una auditoría web están: acceso, contenido, uso de la web y optimización. Todos estos afectan de manera directa no solo tu posicionamiento web, sino las visitas y la experiencia de los usuario.

El fin de una buena auditoría es que todo funcione de manera óptima para conseguir un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda.

También hay herramientas SEO para Pymes que te ayudarán a mejorar tu posicionamiento Web.

Elementos on-page que debes analizar

1. Indexación

Es el proceso mediante el cual los buscadores registran en sus directorios de resultados un conjunto de páginas web, para que estas tengan mayor exposición en internet, esto se logra a través de la creación de un mapa de sitio (sitemap) en la raíz del sitio web que se desee indexar. Los buscadores cada cierto tiempo, rastrean miles de millones de sitios web y se enfocan en el contenido del sitemap para indexar las páginas que allí se especifiquen. 15:15Me gusta

Lo que debes revisar es si la web tiene un site map (mapa del sitio). Además, que el archivo robots.txt tenga las directivas necesarias que permitan el rastreo de los motores de búsqueda. Existen herramientas de Google como Google Search Console que te ayudan en la tarea de revisar la indexación de tu web.

2. Velocidad

La rapidez de carga de una web es un elemento que no se puede dejar de pasar por alto. Existe una lógica que indica que mientras más tarde, mayor será tu tasa de rebote. Esto afecta de manera directa la conversión del sitio, por ende, su posicionamiento Web.

Podrías tener el producto de moda o que todos quieren, dar muestras gratis por clic o registros; pero si la web es pesada el usuario no perderá su tiempo esperando a que esta cargue. Las personas cerrarán y buscarán otra más rápida sin pensarlo dos veces. De hecho, la probabilidad es igual a cero en cuanto a volver a visitar el sitio que nunca cargó o tardó una eternidad en hacerlo.

El mismo Google se encarga de evaluar este aspecto para poder posicionar un sitio, en un factor de su algoritmo. Así que tu posicionamiento no será el mejor cuando la carga tarda más de lo normal.

En teoría, cualquier web no debería cargar en más de 4 segundos. Para testear la velocidad de tu web lo puedes hacer desde Pingdom, Gtmetrix o incluso en Google Page Speed. Existen cálculos que indican que, en sitios como Amazon, el retraso de 1 segundo equivale a pérdidas por el orden de los 1,6 millones de dólares en cuanto a ventas anuales.

Otro ejemplo sería el de la red social más grande del mundo, Facebook, que con 1 segundo de retraso en la carga de información, ve una disminución de hasta un 6 % del tráfico.

3. Contenido

Constantemente debes revisar, actualizar y generar nuevo contenido para tu web, que sea de calidad y consistente. Los temas deben ser originales y útiles. Nunca copies o dupliques un contenido porque Google te puede penalizar por ello.

Cuando generas contenido de calidad las personas siempre volverán a tu sitio web y con ello crearás una pequeña comunidad a tu alrededor. Esto es bien importante de lograrlo y mantenerlo.

4. Mejora las etiquetas

Conocidas en inglés como “meta tag”, las meta etiquetas hacen un pequeño pero importante aporte a todo lo que implica el SEO. Unas pocas son beneficiosas, si se usan de manera correcta.

Para lograr un mejor posicionamiento, todas las páginas de tu web deberán tener un título (H1) que incluya las palabras claves. En el title y la meta descripción también debes incluirlas.

5. Imágenes

Poco a poco y con pequeños detalles lograrás el éxito con estos pasos de cómo hacer una auditoría SEO. Cuando subas una imagen a tu sitio web, rellena los campos del título (title) y el texto alternativo (alt). Google te puntuará bien por eso y lograrás estar unos peldaños más arriba que la competencia. Además del posicionamiento, mejorará la usabilidad de tu web.

En estos elementos puedes añadir palabras claves principales o frases que estén relacionadas para no repetirlas. Pero algo básico es que al subirlas estén optimizadas, porque sino a la larga mientras vayas subiendo más imágenes tu sitio se irá poniendo más lento.

6.Elimina los errores 404

Debes hacer un rastreo de todas las páginas que conforman tu sitio web. Identifica cada uno de los enlaces que devuelven el error 404 y enmiéndalos lo antes posible. Puedes actualizar la URL o realizar una redirección 301.

La redirección 301 es un comando programado con en el que se envía a los usuarios y a los robots de los buscadores de una URL a otra de manera permanente y automática. Una herramienta muy útil con la que puedes rastrear el error 404 en tu web es a través de la opción de rastreo de Google Search Console.

7. Links internos

Como parte de tu auditoría debes revisar los enlaces internos de tu web, los que van de una página a otra del mismo dominio. Estos enlaces sirven para jerarquizar el contenido de tu web, le dan un orden, para que las arañas de Google la rastreen. Igualmente sirven para esparcir el “link juice”, y también para guiar al usuario hacia otro contenido.

Permiten que la navegación en tu web sea más fácil, además de mostrar otros contenidos que haya en ella. También permite generar nuevas palabras claves. Debes diseñar una táctica para colocar tus enlaces internos, eso sí, con criterio y no abusar de ellos. Con esta acción, lograrás una mejor indexación de tus páginas y posicionarás mejor el contenido de tu web.

No hay una fórmula exacta para la cantidad de enlaces que debes colocar en un post, dependerá de tu web, temática y audiencia, recurre al ensayo y error para conocer lo que es ideal para ti.

8. Links externos

Debes tener una estrategia con ellos, ya que permiten que aumenten las visitas a tu web y así alcanzar mayor autoridad. De esta manera facilitas que los motores de búsqueda te indexen y atraes la atención de los administradores de los sitios hacia los cuales enlazas. Estos a su vez, pueden compartir tu contenido con su audiencia, lo que se traducirá en más clics hacia tu sitio web.

Funciona de la siguiente manera: cuando enlazas una web foránea a tu web -siempre que sea de calidad- logras mayor autoridad y prestigio.

Como buen estratega de marketing no debes de perder de vista tu competencia, estúdiala y no le tengas miedo a la innovación.

9. Chequea el posicionamiento

Si no lo puedes hacer desde otro ordenador asegúrate de cerrar tu sesión en Google (la de tu cuenta Gmail o la que tengas relacionada tu sitio web) -si usas Google Chrome-; borra el caché del navegador, y comienza a realizar búsquedas con palabras específicas, puedes hacer un seguimiento diario de esto.

Un truco muy útil es hacerlo desde tu Smartphone, justo después de cerrar sesión y haber inhabilitado la opción de “ubicación”. También se recomienda limpiar el historial de las búsquedas en Google, esto te servirá para que la exploración no esté sesgada por tu geolocalización. Herramientas que te pueden ayudar con esto: Semrush y Sistrix.

10. Arquitectura

Esta viene definida por la experiencia de navegación de los visitantes. Gracias a ello, se puede ir de una página a otra dentro del mismo sitio web, utilizando enlaces. La arquitectura está basada en el tipo de contenido que ofrezca la página.

Lo ideal es que en la auditoría SEO On-page, tu web tenga máximo tres niveles. Google te premiará por eso y a los usuarios se les hará más fácil navegar en ella.

Con solo tres niveles, evitarás errores que afecten tu posicionamiento web. Realiza revisiones periódicas y guarda un histórico de estas para que vayas comparando los resultados. Esto también te servirá para redefinir tu estrategia.

¿Qué te han parecido estos consejos sobre cómo hacer una auditoría SEO? ¿Conocías estos trucos? Todos estos son importantes para tu estrategia de marketing. Deja tus comentarios abajo y danos tu feedback.